BIENVENID@ INVITADO
¿Cómo sabes que estás en una relación tóxica?

¿Cómo sabes que estás en una relación tóxica?

Fotos de amandaleivian y  xclinex en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Una relación tóxica es aquella caracterizada por comportamientos que atentan contra el bienestar físico, psicológico y/o emocional de las personas que la componen

La palabra tóxica hace referencia a algo que es dañino o perjudicial. Por tanto, una relación tóxica es aquella caracterizada por comportamientos que atentan contra el bienestar físico, psicológico y/o emocional de las personas que la componen. Las relaciones toxicas pueden estar presentes tanto en la pareja, como entre amigos y parientes.

¿Qué caracteriza una relación toxica?

Aunque el maltrato físico es un elemento sumamente dañino, no es lo único que caracteriza a las relaciones tóxicas. Comportamientos como el control excesivo, celos enfermizos, infidelidades y humillaciones, también lo son.

Puedes darte cuenta de que estás siendo parte de una relación de este tipo si tu pareja, amigo o amiga, hermano o hermana…

  •  Invade tu espacio personal (toma tus cosas sin permiso, lee los mensajes de tu celular, no te deja solo/a ni un segundo).
  • Te quita tiempo para disfrutar de tus actividades favoritas.
  • No quiere que te juntes con otras personas que son importantes para ti.
  • Reacciona de manera agresiva o violenta.
  • Divulga información personal tuya con otras personas sin tu consentimiento.
  • Te miente o te engaña.
  • Se aprovecha de ti para no cumplir con sus responsabilidades (Por ejemplo, pedirte que hagas su tarea).
  • Te amenaza con no hablarte más si no haces lo que él o ella quiera.
  • Te hace sentir culpable cuando discuten.
  • Hace que sientas miedo a decir tu opinión o expresar algo que te incomoda.
  • Te humilla verbalmente o te hace sentir inferior (“tienes suerte de estar conmigo porque nadie más te querría” “Sin mí no eres nadie”).

 


Cabe destacar que muchas veces estos comportamientos van acompañados de frases que pueden parecer encantadoras como: “lo hago porque te quiero mucho” “Es que eres tan bueno/a” “Es porque me preocupo por ti y sé lo que te conviene” “Sé que puedo contar contigo” Abre los ojos, aunque pueden camuflar los comportamientos tóxicos, no los eliminan. Estas frases son más manipulación que palabras sinceras.

¿Qué puedes hacer?

Para prevenir:

  • Elige bien a tu pareja y a tus amigos. Para esto, tendrás que darte el tiempo necesario para conocer a fondo a las personas y comprobar si su forma de ser es compatible con lo que estás buscando en un compañero/a.
  • Presta atención a cualquier señal de toxicidad. Aunque no sea directamente contigo, si alguien muestra alguno de los comportamientos mencionados anteriormente con otras personas, es probable que te trate de la misma forma en algún momento también.
  • Evita mostrar comportamientos tóxicos tú también.

Si estas en una relación de este tipo:

  • Si es una relación de pareja, terminarla sería lo más saludable. Sin embargo, hay ocasiones en que teniendo una conversación sincera y madura, las cosas pueden mejorar. Comunica lo que sientes y hazle saber a esa persona que sus acciones te perjudican, quizás podrían llegar a un acuerdo sin necesidad de terminar la relación. Lo mismo ocurre con las relaciones de amistad.

Si has salido de una relación toxica:

  • No te sientas culpable por haber terminado la relación con esa persona. Si es tu hermano/a o algún pariente, tampoco te sientas culpable de haberle expresado tu incomodidad.
  • Nunca pero nunca te predispongas. No pienses que todas tus relaciones futuras serán toxicas, todo depende de qué tan bien elijas a las personas que dejarás entrar en tu vida. 
  • No tengas miedo de conocer nuevas personas, tener nuevos amigos o una nueva relación amorosa. Todas las personas son distintas y tienen algo que aportarnos o enseñarnos.

Comentarios

Añadir nuevo comentario