BIENVENID@ INVITADO
¿Le temes al amor?

¿Le temes al amor?

Fotos de PascaleeMatt Schmachtenberg en Flickr bajo licencia de Creative Commons

No temas mostrarte cómo eres, siempre y cuando recibas lo mismo. En la confianza y la comunicación está la clave. Todo en la vida tiene solución, y más cuando se trata del amor

Cuando lees esta pregunta, seguro tu primera reacción es decir que no, ¿Quién le puede temer al amor? Qué sentido tendría hacerlo, pues el ser humano sin amor no puede vivir.

Existen muchos tipos de amor (el de padres, amigos, mascotas, el propio, el de pareja…) así que te cuento que nos referimos al último mencionado, a pesar de que parezca difícil de creer, hay personas que si le temen, aunque sea de forma inconsciente.

Seguro has escuchado hablar del temor a la soledad, pues es algo parecido. Ojo, cuando hablamos de soledad, no nos referimos al sentido estricto de la palabra, pues hay parejas que aunque vivan juntos, están solos en el aspecto sentimental.

Entonces, comprender las razones que te han llevado, o han hecho a que alguien le tenga miedo a amar y ser amado, es la clave para ponerle fin a ese sentimiento, y permitirte vivir plenamente (con sus altas y bajas) una relación de pareja.

  1. Miedo al abandono. Esto se puede crear porque, anteriormente, te ha pasado, quizás estabas en una relación con alguien a quien amabas profundamente y esa persona decidió terminar contigo. O también, se da mucho el caso de hijos/as que se han sentido abandonas(os) por uno o ambos padres, ya sea por un divorcio, o porque ha(n) estado completamente ausente(s) en su vida.
    En la vida recuerda que todo es un proceso, no te lances inmediatamente a una relación, conoce a la persona, date tiempo para confiar y comparte tus preocupaciones en el momento adecuado.
  2. Debes ser perfecta. Cuando idealizamos a una persona, creemos que todo lo que hace y dice es perfecto, y esto es falso. Nada ni nadie en la vida es perfecto. No te menosprecies, que tú eres igual de bueno(a) que cualquier otra persona. Y, lo más importante es que si ese chico o chica decidió estar contigo es porque le gustas tal cual eres, con tus virtudes y defectos. Así que deja las expectativas de lado y valórate.
  3. Serás vulnerable. Nos encanta tener el control de las cosas y, a veces, creemos que si lo tenemos, pero no. Las nuevas relaciones dan miedo, pues no nos dan garantía de nada, y corremos el riesgo de que nos lastimen, pero de eso se trata la vida, de arriesgarse por lo que queremos. No temas mostrarte cómo eres, siempre y cuando recibas lo mismo. En la confianza y la comunicación está la clave.
  4. Temor al conflicto. Para nadie es secreto que todas relaciones tienen sus altas y bajas, pues son dos personas con personalidades distintas que no siempre van a estar de acuerdo. El truco para sobrellevarlo de la mejor manera es hablar sin exaltarse, y saber que en ocasiones debemos ceder. Igual peleas con tus amigos, padres y hermanos, pero donde hay amor, este siempre saldrá vencedor.
  5. Sientes que perderás a otros. Muchas veces nos involucramos en una nueva relación y la priorizamos, dejando un poco de lado a nuestros amigos y familiares, lo que es sumamente normal, ya que las relaciones nuevas se construyen de cero y necesitan tiempo y dedicación para que salgan adelante. Ahora bien, recuerda que antes de ser pareja, eres una persona independiente con una vida propia. Por lo que el objetivo es encontrar el equilibrio.
     

    Ya sabes, todo en la vida tiene solución, y más cuando se trata del amor.

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario