BIENVENID@ INVITADO
La atracción por lo prohibido

La atracción por lo prohibido

Fotos de joseFrances Cacnio en Flickr bajo licencia de Creative Commons

El alcohol y las drogas aparte de que causan un daño irreversible a nuestro cuerpo y cerebro, nos pueden llevar a la banca rota y convertirnos en personas que no somos, que nadie desea ser ni tener cerca. Toma el control y no lo permitas

Los deseos de experimentar y encajar nos pueden traer consecuencias fatales si no sabemos canalizar y elegir correctamente qué realmente queremos probar. 

Ante el aumento y la diversidad de las sustancias prohibidas, como adolescentes nos encontramos expuestos al fácil acceso al mundo de las drogas y el alcohol, por lo que nos vemos forzados a aprender a convivir con ellas y decidir si tomar el camino de la abstinencia, mantenernos alejados, o quizás de la perdición. 

Los adolescentes podemos tener una mala percepción de lo que realmente es consumir drogas y alcohol, sobre todo a tan temprana edad. Solemos asociarlo con diversión y madurez y ese es nuestro error. Muchas veces actuamos sin pensar en las consecuencias del mañana, porque hoy nos sentimos indestructibles, llenos de energía e inmunes al fracaso. 

El camino de las drogas y el alcohol es peligroso. Puede terminar fatalmente antes de empezar. El uso de estas sustancias permitidas o prohibidas, a temprana edad aumenta con el tiempo el riesgo de uso de otras drogas más severas.

No es cuento eso de que solo queremos probar para saber que se siente, y te juras que solo será esa vez y nunca más. Basta una para que haya muchas. Aunque resulta imposible saber quién desarrollará una adicción, y quien se librará de ella, hay factores que nos pueden volver más sensibles a convertirnos en dependientes de las drogas. 

Por ejemplo, si tienes un historial familiar de abuso de sustancias, tienes mayor probabilidad de generar una adicción. Si estamos deprimidos, el alcohol y las drogas pueden parecer una buena salida. Pero, ¿Sabías que si estás deprimido y consumes estas sustancias solo te deprimirán más? La falta de autoestima e inseguridad, son dos factores muy comunes en los adictos, pues creen que al consumir drogas o alcohol su realidad cambiará, pero realmente no es más que una ilusión ese sentimiento de seguridad que nos brinda un poco de alcohol o drogas en nuestro sistema. 

Finalmente, cuando nos sentimos fuera de ambiente y que no pertenecemos al grupo que deseamos podemos ser más vulnerables a caer en éstas adicciones.

Toma el control y no lo permitas. El alcohol y las drogas aparte de que causan un daño irreversible a nuestro cuerpo y cerebro, nos pueden llevar a la banca rota y convertirnos en personas que no somos, que nadie desea ser ni tener cerca. Existen otras salidas para resolver los problemas. Siempre hay personas a quien le importamos y están dispuestos a escucharnos y aconsejarnos. Mira a tu alrededor y encuéntralas. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario