BIENVENID@ INVITADO

Mi profe se la cogió conmigo

 Foto Srgpicker en Flickr bajo licencia Creative Commons

El alumno a quien nunca se le pide que haga lo que no puede hacer, nunca hace lo que sí puede hacer. John Stuart Mill

¿Alguna vez has sentido que el profesor o profesora solo te llama la atención a ti?

Aunque los profesores y profesoras no son papá ni mamá, tienen muchos conocimientos y años de experiencia. Ellas y ellos son, de cierto modo, nuestros segundos padres en nuestro segundo hogar – la escuela.

Desde pequeños nos dicen que debemos confiar en los adultos. Si estamos en casa les corresponde a nuestros padres y madres protegernos, pero si estamos en el centro educativo les corresponde a los profesores y profesoras. Sin embargo, a veces no nos sentimos cómodos con algún profesor o profesora en el aula.

¿Sabías que existen normas que nos protegen y promueven la armonía en los centros educativos? Los y las estudiantes tenemos derecho a:

  1. Recibir una educación de calidad.
  2. Ser apoyados/as desde el seno de la familia y desde el aula.
  3. Participar en la construcción de una comunidad educativa respetuosa y tolerante.
  4. Elegir y ser elegidos/as en los organismos de participación estudiantil.
  5. Ser tratados/as de forma digna, respetuosa y amable.
  6. Recibir retroalimentación periódica de los resultados de las evaluaciones de aprendizaje.
  7. Ser escuchados y defendernos ante el planteamiento de quejas o sugerencias.
  8. Tener información sobre las instancias de denuncias por amenazas o vulneración de los derechos.
  9. Recibir la asesoría, atención y apoyo necesario del Departamento de Orientación y Psicología.
  10. Tener conocimiento pleno de las Normas de Convivencia Escolar.

Nuestros profesores y profesoras son nuestro modelo a seguir y su trabajo es educarnos y protegernos. Por lo tanto, si alguna vez te sientes mal o triste por cómo te trata algún profesor o profesora, díselo a tus padres o a los superiores del centro educativo. ¡Ya tienes las herramientas para hacerlo!

Por otro lado, recuerda que muchas veces la intención de nuestros profesores no es ser malos con nosotros, sino que nos exigen mucho porque esperan lo mejor de nosotros y quieren que nos vaya bien en el futuro.

Para conocer más sobre las Normas del Sistema Educativo Dominicano para la Convivencia Armoniosa en los Centros Educativos Públicos y Privados, :

Comentarios

Añadir nuevo comentario