BIENVENID@ INVITADO
Bullied: Acosado, Abusado, Maltratado

Bullied: Acosado, Abusado, Maltratado

Fotos de Evolution LabsAmy Williams en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Muchas veces, nos hacemos daño sin necesidad, sin medir el impacto que ese comentario, golpe o empujón, gesto, burla o mirada pueden tener en otra persona. 
Dejemos de lado la violencia, las etiquetas y las burlas. Seamos más solidarios con los demás. Respetémoslos

La secundaria es una etapa complicada, donde nos pasamos el 90% del tiempo tratando de encajar, de sentirnos parte de algo, y ser felices cuando lo logramos, aunque nos demos cuenta que no era lo que pensábamos.

Lo que vemos en las películas y las series, muchas veces se basa en la vida real, quizás algo menos o más dramático y con uno que otro cambio, pero en general, es un vivo reflejo de nuestro día a día. Todos tenemos en la escuela los populares, los nerds (inteligentes), los raros y los que pasan sin pena ni gloria.

Vamos a fiesta los fines de semana, mientras estudiamos hablamos de los últimos acontecimientos de la escuela, nos reímos de las debilidades de los demás, y rara vez celebramos sus virtudes.

Sin sentido alguno, la secundaria puede sacar nuestro lado más feo, cruel, mezquino e insensible. ¿Por qué? Porque lamentablemente, es un patrón que tiene muchos años y pocos se interesan o preocupan por cambiarlo. Muchas veces, hemos sido tan egoístas que en lo único que nos hemos enfocado es en estar en el tope de la pirámide, en sobrevivir y que nos afecte lo menos posible.

“¿Por qué yo tengo que hacer la diferencia?” todos nos lo preguntamos en un momento u otro en lugar de preguntarnos ¿Por qué yo no he actuado diferente aún?

Sí, así como lo lees. Porque sabes algo, todos, desde el más atlético hasta el más intelectual, somos capaces de darnos cuenta de que el sistema de relaciones humanas establecido en secundaria está mal, muy mal.

Nos hacemos daño sin necesidad. Pero lo peor, es que lo hacemos hasta cierto punto de forma inocente, sin medir el impacto que ese comentario, ese golpe o empujón, ese gesto, esa burla o esa mirada pueden tener en el otro. Nadie conoce las batallas que el otro lucha. Lo que te afecta a ti, quizás no le afecta a tu mejor amigo/a o hermano/a, y viceversa, así que no tienes derecho a decidir que puede o no molestar a ese compañero/a de clases.

Acepta lo que es diferente a ti, eso es lo que hace un mundo con personas civilizadas. Deja de lado las etiquetas y las burlas. Sé más solidario con los demás. Respétalos. La secundaria no debería ser sobre la supervivencia del más fuerte. No tiene que serlo si empezamos a cambiarlo. Se supone que es una época de formación de carácter y de personalidad. Unos años para crear lazos que sean para toda la vida. Los amigos que quedan de secundaria no son aquellos que nos llevaban a hacer cosas que en el fondo sabíamos no eran correctas, sino aquellos que aprendieron a conocernos y a amarnos en las buenas y en las malas.

Te invito a que pases tus años de secundaria siendo feliz, ayudando a quien lo necesite, dejándote ayudar, y enfocado/a en trabajar para tu futuro.

Comentarios

Añadir nuevo comentario