BIENVENID@ INVITADO
Sueño con una mascota

Sueño con una mascota

Fotos de J2AndrésAall Tibb en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Una mascota te llena de amor y alegría, te acompaña en tus alegrías, tristezas, triunfos, amores y desamores sin importar lo que hagas ni digas

El sueño de todo niño es tener una mascota, ya sea perro, gato, tortuga, pajarito o realmente lo que sea que les haga compañía. Cuando se decide agregar un miembro a la familia se siente una emoción y alegría increíble, pero también se agrega un sentimiento de responsabilidad y de conciencia de “sacrificio” que tendremos que hacer para tener una mascota, pues nos cambiará nuestra rutina de vida por completo.  

Tener una mascota requiere compromiso, dedicación y responsabilidad, al fin y al cabo son seres vivos que tienen necesidades fisiológicas y emocionales, tal cual los humanos.

A veces los padres no quieren tener mascotas en la casa por el espacio en el que viven, por ser muy pequeño y/o sin área verde para que la mascota pueda disfrutar un poco del aire libre. Por más que quieras una mascota, de nada sirve tenerla para que sufran porque algunas, sobre todo los perros y los gatos, necesitan poder moverse y sentir la tierra y la grama en su cuerpo.

Otra de las razones que más abundan a la hora de negarnos a tener una mascota es que no somos lo suficientemente responsables para tenerla. Si nunca estamos en casa, sino haciendo otras cosas, todo el peso de sus cuidados recaería sobre nuestros padres. ¡No es justo!

Si quieres una mascota aquí están los beneficios pero al mismo tiempo una ayuda para que veas si realmente estás en capacidad de atenderla como lo necesita.

  1. No es lo mismo el perro del vecino que el tuyo. El de los demás solo lo ves de vez en cuando y es algo muy bonito y divertido. El tuyo tendrás que convivir con el 24/7 tal cual lo haces con tus hermanos. Pelearán y se reconciliarán, hay días que no lo querrás ver y otros que no te despegarás de él.
  2. Los niños/ jóvenes que crecen y se desarrollan con animales tienden a ser más tranquilos, responsables y cariñosos.
  3. Debes cuidarlo como un bebé, invirtiendo tiempo y dinero para llevarlo al veterinario a que le pongan sus vacunas, lo evalúen, lo peleen, le corten las uñas etc., desarrollando así tu independencia.
  4. Cuando se trata de niños pequeños (si tienes hermanitos) las mascotas son muy útiles para el aprendizaje. Por ejemplo, si el niño está comenzando a leer puede leerle a su mascota para practicar, ya que no se sentirá presionado ni juzgado y así quizás lo haga más rápido.
  5. Tener una mascota no es solo juegos y mimos, también implica responsabilidad en cuidado, alimentación, limpieza y demás. Si tienes hermanos pueden dividirse las tareas de pasearlo a distintas horas del día, ponerle la comida y la cena, limpiar su área (si es una jaula, una caja de arena o lo que sea).
  6. Cuando se tiene una mascota se tiene mayor control de los impulsos, además de que mejora nuestras habilidades sociales y aumenta nuestra autoestima, por el hecho de que los animales no nos juzgan y solo nos dan amor y lealtad.
  7. Olvídate de la soledad, esa es una de las grandes ventajas de tener una mascota pues está en tus momentos de tristeza, de dudas y debilidades, con una compañía llena de amor sin preguntar ni esperar nada a cambio. ¿Sabías que acariciar una mascota reduce el estrés y la ansiedad?
  8. Para lograr armonía y buena convivencia debes elegir la mascota que más se adecue a las condiciones familiares, espacio, tiempo y costo.

    En definitiva, una mascota te llena de amor y alegría, te acompaña en tus alegrías, tristezas, triunfos, amores y desamores sin importar lo que hagas ni digas. Siempre, pero siempre te serán fieles. Ojo, a la hora de elegir una mascota, no lo hagas por impulso, medítalo, elige primero el tamaño, el temperamento, y luego el animal y la raza que reúna las características.

Comentarios

Añadir nuevo comentario