BIENVENID@ INVITADO
Factores de riesgo y protección en las enfermedades de transmisión sexual

Factores de riesgo y protección en las enfermedades de transmisión sexual

ILUSTRACIÓN DEL ROTAFOLIO DE EDUCACIÓN SEXUAL Y AFECTIVO PARA LA ADOLESCENCIA

Los factores de riesgo son aquellos que incrementan nuestra probabilidad de sufrir una enfermedad, infección o lesión

  • Los factores de riesgo son aquellos que incrementan nuestra probabilidad de sufrir una enfermedad, infección o lesión.

  • Estamos expuestos y expuestas  a determinadas enfermedades, infecciones o lesiones dependiendo de los factores de riesgo involucrados, es decir, si nos enfermamos o no, depende de la interacción de varios factores de riesgo como son edad, género, donde vivimos, identidad de género, orientación sexual, profesión, nivel de ejercicio, nivel de estrés, peso, dieta, estar fuera de la escuela, etc.

  • Estos factores de riesgo tendrían un origen tanto interno como externo, y estarían implicados en ellos aspectos personales, familiares y sociales.

  • Los factores protectores, son las características que se pueden detectar en una persona, familia, grupo o comunidad que favorecen el desarrollo humano, el mantenimiento o la recuperación de la salud; y que pueden contrarrestar los posibles efectos de los factores de riesgo. Por ejemplo serían factores protectores:

- Habilidad para resolver conflictos.

- Una familia con buena comunicación entre sus miembros.

- Tener una alta autoestima.

- Tener un proyecto de vida.

- El no tener relaciones sexuales a una edad prematura, o tenerlas con uso de condón, que reduce o evita el embarazo no planificado y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

- El no fumar, ya que reduce o evita el cáncer de pulmón, y no usar sustancias adictivas.

- Participar en proyectos de la comunidad y la escuela.

  • La prevención es primordial, y la llevamos a cabo eliminando los factores de riesgo que puedan causar enfermedad, infección o lesión, para impedir o retrasar la aparición de la misma. Por ejemplo, con las vacunas,  el lavado de manos, el cepillado de dientes, una correcta higiene de nuestros genitales, etc.

Comentarios

Añadir nuevo comentario