BIENVENID@ INVITADO

Conoce tu cuerpo: Órganos genitales femeninos y masculinos

Para todo ser humano es vital conocer lo que nos hace mujeres u hombres. Los órganos genitales y sexuales de hombres y mujeres son diferentes y funcionan de manera distinta. En ambos casos están compuestos por partes externas e internas, cada una con una función específica.

Órganos genitales femeninos internos Órganos genitales femeninos externos

Vagina: estructura en forma de tubo que comunica el útero con el exterior. Es la vía de salida de la menstruación, permite la introducción del pene durante las relaciones sexuales y es la vía de salida del feto durante el parto.

Útero: sirve de nido al ovulo fecundado.

Trompas de Falopio: transporta el óvulo al útero.

Cérvix o cuello uterino: parte inferior del útero que comunica con la vagina y que normalmente está cubierto de una sustancia mucosa que cambia su viscosidad durante el ciclo  y protege  de las infecciones.

Ovarios: secretan hormonas sexuales (estrógenos y progesterona) y proporcionan óvulos para la fecundación.

Uretra: aunque no es un órgano reproductor, es el conducto por el que pasa la orina en su fase final del proceso urinario desde la vejiga urinaria hasta el exterior del cuerpo durante la micción.

Clítoris: órgano eréctil situado en la parte superior de los genitales externos cercano a la unión de los labios menores, que contiene numerosas terminaciones nerviosas y es altamente erógena. Interviene en las relaciones sexuales induciendo placer y orgasmos.

Labios mayores y menores: son el repliegue de tejido cutáneo, de tamaños variables, que rodea exteriormente los genitales.

Monte de Venus: es el área carnosa localizada encima de la parte superior de la abertura vaginal.

Abertura vaginal: Es el orificio de entrada a la vagina.

Órganos genitales masculinos internos Órganos genitales masculinos externos

Testículos: generan espermatozoides y producen hormonas sexuales masculinas (testosterona).

El epidídimo: se encuentra en la parte superior y lateral de cada testículo, y almacena espermatozoides para terminar su maduración.

Conductos deferentes: conducen los espermatozoides a las vesículas  seminales.

Vesículas seminales: dos órganos en forma de saco que están al lado de cada conducto deferente que producen un líquido viscoso (líquido seminal) que se mezcla con los espermatozoides en el momento de la eyaculación.

Conducto eyaculador: se forma cuando se unen los conductos deferentes con el tubo de cada vesícula seminal, el cual desemboca en la uretra.

Próstata: es una glándula situada debajo de la vejiga que produce un líquido alcalino que se une al líquido seminal y a los espermatozoides para formar el semen.

Glándulas bulbouretrales (de Cowper): dos glándulas del tamaño de un guisante, situados a los lados de la uretra. Segregan un líquido alcalino en la uretra y neutraliza la acidez de la uretra para el paso de los espermatozoides.

Uretra: conducto que nace en el cuello de la vejiga y termina en el meato urinario. Conduce la orina hacia el exterior, y el semen en el momento de la eyaculación.

Pene: es el órgano empleado para la copulación, además, es la vía de salida de la orina y el semen.

Prepucio: porción de piel que se puede retraer y que cubre parte del pene, generalmente el glande.

Glande: también conocido como cabeza del pene, es la última porción y la parte más ancha del cuerpo esponjoso de extrema sensibilidad debido al gran número de terminaciones nerviosas que contiene.

Frenillo: banda de tejido flexible situada en la parte inferior del glande que conecta con el  prepucio y que ayuda a deslizar el prepucio sobre el glande.

Escroto: bolsa de tejido cutáneo y muscular que contiene los testículos. Mantiene los testículos a una temperatura más baja que la corporal.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario