BIENVENID@ INVITADO
¿Bulimia y anorexia?

¿Bulimia y anorexia?

Fotos de Christian SampsonReanndod123 en Flickr bajo licencia de Creative Commons

La costumbre es terca, y dejar atrás un hábito es difícil. Debes saber que sentirte cómodo y a gusto contigo mismo en un peso saludable es un proceso que tarda años. Sé paciente y consistente. Tu vida vale

Con el paso del tiempo me he dado cuenta que conozco muchas personas que han caído en las garras de la bulimia y anorexia. 

La bulimia y anorexia son enfermedades que se han convertido en plagas atacando a más mujeres que hombres, generalmente dentro del rango de edad de 12 a 25 años. 

Estos trastornos alimenticios consisten en obsesionarse con su cuerpo y peso, buscando perder libras, haciendo ejercicio diario de manera extrema. Con dietas que nunca terminan y cada vez se vuelven más y más estrictas. 

La tendencia de extrema delgadez ha sido posicionada por los países industrializados que han vendido el triunfo personal y profesional como consecuencia de un cuerpo, ni siquiera esbelto, sino esquelético. 

Estas enfermedades se han manifestado en personalidades como Lady Diana, Amy Winehouse, Lindsay Lohan, Mary Kate y Ashley Olsen, Anahí de RBD, Eiza González, Lady Gaga, Demi Lovato, y la lista sigue. 

Los trastornos alimenticios pueden parecer inofensivos, pues empiezan con una simple dieta para perder unos kilos, pero luego se convierte en una obsesión por querer competir con una imagen falsa que vemos en la televisión, películas y/o anuncios, o incluso por competir con nuestras mismas amigas, a ver quién pierde más peso. 

Hay situaciones muy comunes que por “X o Y” razón hacen que nuestro apetito disminuya. El problema es cuando se vuelve costumbre dejar de alimentar y nutrir nuestro cuerpo. Algunos de estos son: Bullying de parte de nuestros compañeros y/o familiares, mal de amores, estrés, depresión aguda e incluso muerte de un familiar. 

Las víctimas de estos trastornos tienen una personalidad obsesiva que se ve en la constante pérdida de peso, suelen ser jóvenes perfeccionistas, que buscan destacarse y son más duros con ellos mismos que cualquier otra persona. Por alguna razón los que sufren de anorexia no le gustan las confrontaciones y evitan cualquier tipo de conflicto, aunque ellos tengan todas la de ganar. 
Sin embargo los bulímicos son compulsivos, intolerantes y con mayor tendencia a frustrarse por cualquier situación. 

Aquellas personas que padecen de estos trastornos nunca las verás comer en público y si lo hace es una mínima porción, muchas veces preferirán evitar las salidas que implican ir a comer, cenar o merendar y cambiarán a algunos amigos por los ejercicios. Los jóvenes poco a poco se van encerrando en sí mismos y disminuyendo el contacto con el mundo exterior para no desenfocarse ni perder de vista su objetivo. 

Por suerte, la anorexia y bulimia son trastornos que pueden tratarse de la mano de profesionales y con el tiempo mejorar. En estas enfermedades el poder de la mente lo es todo, por lo que se necesita un acompañamiento psicológico para que la persona aprenda a ver su cuerpo como realmente es y, poco a poco, amarse, respetarse y valorarse. 

Como un mal hábito, el trastorno alimenticio se vuelve una adicción y obsesión que causa un inmenso daño al cuerpo y a la mente. Si deseas hablar con alguien sobre el tema, háblalo no tengas miedo, busca un amigo, padre, hermano, profesor, consejero, entrenador, médico o cualquier persona en quien confíes. 

La costumbre es terca, y dejar atrás un hábito es difícil. Debes saber que sentirte cómodo y a gusto contigo mismo en un peso saludable es un proceso que tarda años. Sé paciente y consistente. Tu vida vale. 


Anorexia: Personas que sienten terror a engordar y tienen una imagen distorsionada de su cuerpo. No logran mantener un peso normal, sino que pierden libras de forma constante. 

Bulimia: En este caso las personas se dan grandes porciones de comida para luego tomar medidas extremas de dieta; vómito y/o purgantes. Ojo, los atracones no son llenarse de comida chatarra, sino comer grandes cantidades a escondidas, incluso alimentos sin cocinar. Suelen sentir una compulsión al comer, es decir que no pueden parar. 
Aunque estos dos trastornos se parecen, aquellos que sufren de anorexia son personas de contextura extremadamente flaca teniendo un peso inferior al normal, mientras que las bulímicas tienen un peso normal e incluso a veces están por encima del que deberían. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario