BIENVENID@ INVITADO
“La vida no tiene CTRL + Z”

“La vida no tiene CTRL + Z”

Foto de Lee Bader en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Es imposible borrar las cosas después de haberlas hecho o vivido

Tuviste un mal día en la escuela, fallaste la prueba, te peleaste con tu mejor amigo, y encima de todo te hicieron pasar la vergüenza del año. No sé si se han fijado, pero todo se extrema. Todo lo malo, pero también todo lo bueno.

Después de esas horas en la escuela, que se te hicieron interminables, llegas a casa, sin ánimos de que te hablen, te pregunten cómo te fue, y mucho menos te manden a hacer nada. Inmediatamente entras a tu habitación, y tratas de que en tu cama, mágicamente, se abra un hoyo y te trague. Pero no pasó. Ahí mismo oyes a uno de tus padres llamándote para que vayas a comer. Ignoras el sonido de su voz. Vuelven a llamarte.

“Ni modo”, piensas, tu barriga suena como si se fuera a devorar ella misma en cuestión de segundos. Así que te acercas a la mesa, con cara de “nadie me hable”, y por si no queda claro, haces todo el ruido posible con la silla y los cubiertos al sentarte, para que no haya duda de que es un mal día para ti.

“¿Qué tal la escuela?” te preguntan, “Mal” respondes con un tono seco y cortante. “¿Porque, que pasó?”, “Nada”. En ese instante ves la comida, y te das cuenta que no es lo que te habías imaginado, o de lo que tenías antojo, y empiezas a hacer una rabieta, insultas a todos, te paras y te vas a tu habitación sin comer.

Sabes, a todos nos pasa, todos tenemos malos días, pero lamentablemente la vida no tiene Ctrl + Z. Es imposible borrar las cosas después de haberlas hecho o vivido. Si tuviste un mal día, aprovecha para desahogarte con quien te ofrece el tiempo de escucharte. Desquitarse con quien no tiene la culpa solo nos sirve para herir a los que nos quieren.

La vida no tiene CTRL +Z, para poder aprovechar momentos desaprovechados, para borrar palabras dichas, ni para disfrutar tiempos que dejamos pasar, NADA VUELVE ATRÁS.

Comentarios

Añadir nuevo comentario