BIENVENID@ INVITADO
5 pasos para dejar atrás los nervios

5 pasos para dejar atrás los nervios

Fotos de Laurita ChurchEneritz Burgoa en Flickr bajo licencia de Creative Commons

El temor se traduce en nervios y viceversa

Los nervios son conocidos como el peor enemigo del ser humano… ¡Qué horror!, ¡Qué pesadilla! A veces son comunes y poderosos, así que, ¿Te parece si los hacemos desaparecer?

¿A qué le temes? El temor se traduce en nervios y viceversa. ¿A olvidarte de lo estudiado? ¿Hablar en público? ¿Hacer el ridículo? ¿Que te falle tu presentación? Tranquilo/a, todo tiene solución. Aquí hay 5 sencillos pasos para controlar y superar los nervios en cualquier situación que se te presente:

  1. Relájate. Respira profundo tres veces antes de empezar, concéntrate y ten un pensamiento positivo como “yo me lo sé”, “haré la mejor exposición”, “el público me amará”.
  2. Practica. Ya sea para un examen, una exposición o una conversación importante, siempre debes practicar. Si es para una evaluación, repite una y otra vez la lección, léela, escribe los puntos claves y repásalos. Si tienes una presentación, párate frente a un espejo y practícala, es preferible que lo hagas con las diapositivas, imágenes o videos que vayas a enseñar, y además siempre es bueno tener consigo notas que nos ayuden a estructurar la información. Ahora bien, si es una conversación importante, se vale pensar previamente lo que se quiere decir, e incluso escribirlo para que no se nos olvide, pues es difícil prever la reacción del otro.
  3. Admitir es darle poder. Nunca, pero nunca digas “lo siento, estoy nervioso” “me he equivocado”, porque ahí estás poniendo a la audiencia en alerta y estarán pendiente de signos de nerviosismo. Sin embargo, si no dices nada, rara vez el otro se percata, porque además recuerda que el único o la única que sabe lo que va a decir eres tú. Los demás no tienen forma de saber si te saltaste una frase ni si te equivocaste de orden. 
  4. Sonríe. Siempre sonríe pues eso ayuda a romper la tensión y le envía señales al cerebro de que estamos a gusto con lo que hacemos. Además, las personas son más empáticos con quien sonríe.
  5. Si te da un ataque de nervios en medio del examen, la presentación o conversación haz lo siguiente: Cierra los ojos y respira profundamente.

    Relaja tu cara, hombros e inmediatamente tu mente. Si puedes, toma un poco de agua, sonríe y retoma lentamente lo que hacías.

Comentarios

Añadir nuevo comentario