BIENVENID@ INVITADO
La Ballena Azul no es un juego

La Ballena Azul no es un juego

Fotos de Maru FunesAndré Carrilho en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Protégete de los riesgos presentes en la web, no solamente el juego de La Ballena Azul, sino cualquier otro (fraudes, juegos, violaciones…) que representen un daño para ti y tu integridad física, mental y emocional

El ego del ser humano puede ser muy grande y peligroso, y no hay nada que te dé más ganas de hacer algo que:

 a. Te digan que no lo puedes hacer porque no eres capaz.

 b. Te lo prohíban.

 c. Te reten.

Entonces, ¿a qué viene esto? Pues porque se ha creado un fenómeno en la red social Facebook y a través de grupos de Whatsapp en el que un desconocido reta a quienes se suscriben a hacer cosas que atenten contra su salud física y mental.

El “juego” llamado La Ballena Azul, consta de cinco retos, dolorosos y macabros a realizar en un periodo de tiempo de 50 días, concluyendo con el suicidio.

Lo primero que hay que aclarar es que nada que atente contra la vida podría considerarse como un “juego”. Esto se debe de parar.

Nadie tiene derecho a influenciar o actuar de forma negativa en la vida de otra persona, ni siquiera tú mismo con tu vida. Si hay algo que no tiene precio es el estar en la tierra respirando, teniendo la experiencia de todo lo bueno y lo malo que trae la vida.

El objetivo no es que ceses el uso del internet, ni mucho menos, porque estamos en el siglo 21, y navegar en la red es algo casi natural y lo cierto es que puede ser muy enriquecedor y productivo.

Lo que si se busca es que te puedas proteger de los riesgos presentes en la web, no solamente el juego de La Ballena Azul, sino cualquier otro (fraudes, juegos, violaciones…) que representen un daño para ti y tu integridad física, mental y emocional.

¿Qué debemos hacer ante esta amenaza que busca dañarnos?

  • No aceptes invitaciones de desconocidos, por lindo(a) que te parezca.

  • Filtra bien los grupos cerrados a los que perteneces. Normalmente son reales y seguros las asociación de colegio o cualquiera que conozcas al administrador, y cosa acudir a él.

  • No estés en un grupo por curiosidad, recuerda que la curiosidad mató al gato.

  • Valida la procedencia y la veracidad de las páginas y grupos a los que accedes. Si te fijas las páginas muchas veces tienen un “candado” arriba en el link y dicen “https”, bueno pues el sitio es real (no siempre seguro) si cuando le das al candado, la información que aparece corresponde a la página.

  • Nada en la vida es gratis, así que desconfía de quien te está ofreciendo cosas gratis si haces x o y.

  • Porque esté en internet no significa que es real ni seguro, hay miles y miles de páginas y software que se pueden crear sin costo alguno. ¿No ves todos los famosos que dicen que la cuenta de Facebook o el Fan Page es falsa?

  • Limita la información personal que publiques en tus redes. Quienes te conocen y aman saben todo lo que tienen que saber de ti sin necesidad de que Facebook, Instagram, Snapchat o cualquier otra página se lo diga.


Por favor, cuídate y cuida a los que te rodean. En la vida todo tiene solución, nada justifica el atentar contra la vida de un ser humano. Si ves algo raro, que alguien, o tú mismo está actuando diferente, se siente decaído, más triste de lo normal, y sin ganas de nada, háblale y háblalo con un adulto ya sea tu profesor(a), psicólogo(a) personal o de la escuela, tus padres, tíos, amigos o quien sea que te dé confianza, crea una red de apoyo. Nadie está solo en la vida. Tu vida vale mucho para tu sentir lo contrario.  

Si ves una página extraña en Facebook o cualquier otra red social, con contenido ilegal o que pueda infligir un daño a un ser humano denúnciala.

No temas hacer el bien por ti ni por los demás. Dile si a la vida.

Comentarios

Añadir nuevo comentario