BIENVENID@ INVITADO
6 Pasos para siempre ganar

6 Pasos para siempre ganar

Fotos de noeEmily Robertson en Flickr bajo licencia de Creative Commons

Recuerda que quien se enfrenta en una pelea física siempre es perdedor, aunque la gane

Hay momentos en los cuales todos/as vivimos en constante competencia unos con los otros, donde siempre queremos ganar sin importar el costo. Donde el estrés y las inseguridades nos llevan a pelear constantemente con nuestros seres queridos. Debemos aprender a manejar las discusiones a nuestro favor. Siempre se puede ganar una pelea sin necesidad de ser el más fuerte, ni el más rudo, solo necesitamos un poco de autocontrol e inteligencia.

  1. Limita la discusión: Cuando estamos enojados podemos decir rápidamente nuestros argumentos, pero luego nos quedamos repitiéndolos y a medida que pasa el tiempo nos vamos poniendo más agresivos y perdiendo la paciencia. Así que limítate a decir lo que vayas a decir, escuchar al otro y luego tómense un tiempo para calmar los ánimos y analizar la situación.
  2. Presta atención: No serías la primera ni la única persona que deja de escuchar a sus padres, amigos o profesores para poder crear sus propios argumentos. Grave error, trata de escuchar y entender lo que el otro te está diciendo. Ya tendrás tiempo de hablar.

  3. Calma a tu adversario: La calma, al igual que la paz se transmiten. Si logras mantenerte en un estado normal, con un tono de voz normal, y sin grandes gestos de brazos ni manos, puedes hacer que tu adversario se calme, y llevar la discusión a una pelea mínima.

  4. Olvídate de lo infantil: Alzar la voz o empezar a gritar “cállate” no ayudarán en nada a la causa, al contrario, reducirán tu credibilidad y argumento. Así que trata de no hacerlo.

  5. Reconoce tus fallas: Pon en perspectiva tus argumentos, y reconoce cuando el otro tiene la razón, esto te hará ver maduro y permitirá que el otro reconozca tus razones.

  6. Gana con elegancia: De nada sirve ganar una discusión si se lo vas a restregar en la cara al otro, acepta con humildad que tu contrincante te dio la razón y reconoce sus buenos argumentos durante la pelea.

    Recuerda que quien se enfrenta en una pelea física siempre es perdedor, aunque la gane.

Comentarios

Añadir nuevo comentario